La Social Media

Hablemos de Redes Sociales y Marketing online

¿Conoces a más de 150 personas? Dunbar en el entorno 2.0

Es una realidad que la sociedad va evolucionando a un ritmo mucho mayor que el cerebro humano pero, ¿hasta qué punto nos estamos adaptando a las nuevas tecnologías?

Hace unas semanas asistí a la presentación de un estudio de social media en el que mencionaban que el ser humano sólo tiene la capacidad de relacionarse de forma efectiva con aproximadamente 150 individuos. Se estaban refiriendo al número de Dunbar, una teoría de los años noventa que afirmaba que el neocortex cerebral sólo permite  conocer datos, como quién es o cómo se relaciona con el resto, de un máximo de 148 personas.

Con la evolución de las tecnologías esta relación ha cambiado, o al menos se han añadido matices.  Estoy segura que muchos de nosotros al ver este número habrá pensado: tan sólo en Facebook o Twitter sobrepaso de largo esta cifra. Tan sólo tenemos que comparar los primeros móviles, cuya memoria  era tan escasa que teníamos que borrar números para añadir nuevos, y la cantidad de números que podemos almacenar ahora.

La pregunta es: ¿habremos adaptado nuestra capacidad para relacionarnos a la evolución teconógica? En parte sí y en parte no, las conexiones entre las personas han cambiado y contamos actualmente con muchos más medios para poder establecer nuevos contactos y poder mantener unas relaciones más constantes. Pero Dunbar se centraba en tribus y sociedades cerradas, quizás podríamos darle la vuelta a la tortilla y plantearnos que lo mismo no ha cambiado nuestra capacidad de mantener el contacto con un grupo de entre 100 – 200 personas, sino que hemos desarrollado la capacidad de relacionarnos con distintos grupos y separarlos por parcelas. Desde pequeños aprendemos a distinguir entre amigos del colegio, familia,  amigos más cercanos,  compañeros de actividades,  del trabajo,…y un largo etcétera que va conformando nuestro cerebro en distintas franjas sociales.

En el caso concreto de las redes sociales, Robin Dunbar lo que argumentaba era que a partir de esa cifra necesitaremos por regla general normas más restrictivas.  Las nuevas plataformas de comunicación son al final sistemas estructurados que ponen a nuestra disposición herramientas que facilitan la comunicación y el contacto, seguramente si Dunbar hubiera conocido las redes sociales en el momento de plantear la teoría hubiera incluido un punto dedicado solamente a este tema. Se trataría de espacios en los que podemos gestionar nuestra comunicación con los distintos grupos.

Otra de las hipótesis de este antropólogo era que al menos un 42% del tiempo se debía dedicar a la socialización. Con los nuevos avances tecnológicos esa cifra la hemos superado con creces, pudiendo llegar a más gente en menor tiempo.

Concluyendo, la teoría de Dunbar en menos de dos décadas se ha quedado algo obsoleta, debido en gran parte a la evolución tecnológica y a nuestra adaptación a la nueva distribución social.